Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 Los ácaros del polvo son arácnidos microscópicos que se alimentan de las células muertas de la piel humana o animal y a pesar de no contagiar enfermedades, en muchos casos son los causantes de alergias.

Viven en todas las casas, incluso en las más aseadas, entre la ropa, muebles, alfombras, peluches, cortinas y uno de los lugares más frecuente de encontrar, es en los colchones de las camas.

Eliminar los ácaros de los colchones es de suma importancia, puesto que su presencia afecta la salud, principalmente la de aquellas personas que sufren de alergia al polvo al igual que asma.

¿Cómo afectan los ácaros la salud?

 

 Los principales causantes de las alergias y el asma son los excrementos de los ácaros, al igual que los ácaros muertos. Los síntomas que se presentan al encontrarse frente a ellos son: estornudos, congestión nasal, picazón de la garganta, urticaria, inflamación de los parpados, picazón en los ojos.

En el caso de que haya existencia de asma, dichos ácaros ocasionaran que la persona respire más, por lo que se puede hacer necesario el empleo de más medicamentos contra el asma. Así mismo, si hay presencia de ácaros en la cama donde duerme el enfermo puede generarle más síntomas de la enfermedad.

Por ello, mantener una buena limpieza se hace imprescindible para reducir al máximo la cantidad de ácaros del polvo presentes en el colchón, y  de esta manera evitar que éstos se propaguen por toda la casa, generando complicaciones mayores a las personas que sufren de alergias o asma.

Técnicas para limpiar los colchones de ácaros

Una de las mejores opciones para deshacerse de los ácaros es la compra de un colchón anti-ácaros, los cuales crean un área inhabitable para ellos, sin embargo su adquisición es un poco difícil, por lo que se hace necesario la búsqueda de otras opciones que en conjunto son muy eficaces.

Entre ellas se encuentran, emplear sabanas y fundas de almohadas a prueba de alérgenos, de manera de que bloquee la entrada de polvo, además evitan que los ácaros del polvo se escapen del colchón o las almohadas.

Así mismo, hay que realizar el lavado de sabanas y fundas cada semana, empleando agua caliente a temperaturas superiores a 60 °C, en el caso de que no sea posible, se hace necesario el uso de un secador al menos por 15 minutos a la misma temperatura que el lavado de las mismas.

Por otro lado, es conveniente mantener la humedad por debajo del 50%, haciendo uso de un deshumidificador o aire acondicionado, ya que los ácaros suelen proliferar en medios húmedos.

Lavar los peluches constantemente con agua caliente y secar con mucho cuidado. En lo posible se debe evitar tenerlos en la cama, motivado a que acumulan gran cantidad de polvo, y por ende ácaros.

¿Cómo desinfectar el colchón?

Se extiende el colchón donde llegue aire fresco y el sol, se procede a mezclar 250 g de bicarbonato de sodio con 5 gotas de aceite esencial de Árbol de Té. Luego se vierte sobre un lado del colchón empleando  un colador.

Se espera a que actúe la mezcla y se le da la vuelta para proceder a verter en el otro lado, por último se pasa la aspiradora por ambos lados y de esta manera el colchón queda limpio.

En este caso se usa bicarbonato de sodio porque permite eliminar la humedad, todo tipo de bacterias y principalmente los ácaros, además, es un producto muy eficaz y económico en el mercado. Por otro lado, el aceite esencial de árbol del té es un muy buen desinfectante natural.

También se puede emplear un spray anti-ácaros casero, para lo cual se necesita media taza de alcohol, media taza de agua destilada, 30 gotas de aceites esenciales, tales como menta, eucalipto, canela, entre otros; o en tal caso zumo de limón.

Importancia de limpiar el dormitorio

La limpieza del dormitorio es importante para evitar que los ácaros que viven en dicho dormitorio pasen y vuelvan a proliferar en el colchón, a pesar de haber sido limpiado a profundidad.

Se hace recomendable hacer una limpieza exhaustiva del dormitorio una vez a la semana, empleando un paño húmedo para limpiar el polvo, y usando la aspiradora principalmente. Además debe evitarse la extensión de la humedad en la habitación.

Por otro lado, los armarios presentes en el dormitorio también son foco de producción de ácaros, por ende la ropa que se encuentra en ellos también puede tener la presencia de los mismos. También se debe evitar los peluches en el colchón al igual que alfombras en el dormitorio.

Técnicas para limpiar el dormitorio

Evitar el uso de alfombras, en el caso de que se tengan en el dormitorio pasar constantemente una aspiradora y evitar colocar sobre el hormigón ya que el espacio entre ambos es un lugar idóneo para la proliferación de ácaros del polvo.

Aspirar y lavar en agua caliente las cortinas, persianas, tapetes y mantas todas las semanas. Tratar de emplear persianas de vinilo, las cuales acumulan menor cantidad de polvo.

Se debe ventilar constantemente el dormitorio, puesto que si no se hace hay mayores posibilidades de que los ácaros del polvo se acumulen en las cortinas, armarios, libros, cama, ropa, entre otros.

No se debe barrer la habitación, es más conveniente pasar la aspiradora o directamente la mopa húmeda y de esa manera evitar que los ácaros del polvo se dispersen por todo el dormitorio. También se recomienda evitar dejar pasar las mascotas al cuarto.

Reducir las decoraciones en el dormitorio, ya que estos objetos acumulan constantemente polvo. Es recomendable eliminar los pequeños objetos, libros, prensa, revistas, juguetes, cuadros, entre otros.

Evitar los muebles tapizados. Preferiblemente se debe tener muebles de plástico, cuero o madera con poco relleno, lo cual puede ayudar a mantener baja la cantidad de ácaros en el dormitorio.

Usar un trapo húmedo o con aceite en vez de un paño seco para limpiar el polvo acumulado en los marcos de las ventanas, cuadros, estantes y otros lugares donde no se tenga acceso con la aspiradora.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.